El espectador piensa una carta. El mago le va enseñando diferentes tarjetas para que el espectador diga si en esa tarjeta está o no su carta. El mago adivina mágicamente la carta elegida.

La carta pensada

9,00 €Precio